regalos ecológicos

5 maneras de hacer tus regalos navideños más amables para el medio ambiente

Navidad es una linda y grata época que, más allá de la simbología material que ha ido adoptando, para muchos es una gran oportunidad de compartir en familia y tener gestos de amabilidad y consideración con el resto.

Por tradición, muchos traducimos esto en hacer regalos. Pequeños o grandes gestos, regalos que signifiquen una preocupación por el otro. Inevitablemente, sea que lo hagamos por deber o por amor, estos presentes dejan no sólo alegría, sino que también muchos residuos y basura, o quedan ahí envueltos, en el olvido.

Pero hay pequeños consejos y buenas maneras de hacer regalos que tengan menor impacto negativo para el medioambiente. Y quizás, estas alternativas también le dan más originalidad a tu idea:

 

  • ¡Prueba nuevos tipos de envoltorio!

 

El papel de regalo es un accesorio. Lo utilizamos para mantener el factor sorpresa, pero la verdad es que tarde o temprano se convertirá en desperdicio. Para ser más amable con el medio ambiente, es importante preocuparnos por esto.

Lo primero es reciclar el uso de todo el papel de regalo que puedas salvar del desastre. Lo otro es buscar todas las alternativas que tienes: desde usar retazos de diversos papeles para cubrir tu presente, como papel de diario y otros que incluso puedes decorar con motivos. Que los hayas hecho con tus propias manos será mucho más significativo.

Una última alternativa (muy popular en estos días) es poner el regalo en una bolsa reutilizable. Hoy hay muchas tiendas que lo hacen, sino, busca una que te recuerde a quien quieres regalarle. ¡Es mucho más útil!

 

  • Pregúntale a la gente qué es lo que realmente quiere

 

Para no tener que pasar por las devoluciones, ni por el incómodo re-regalar algo que te dieron y no te gustó, o simplemente dejar algo botado y sin uso en tu hogar, deja los rodeos y si no tienes idea de qué darle a cierta persona, mejor pregunta.

Hay distintos tipos de personas en cuanto a elegir regalos se trata: desde quienes anotan cada detalle en la cabeza, hasta quienes buscan ideas originales o hacen “investigación” de caso. Pero siempre es mejor preguntar la opinión de quién lo recibirá para saber qué realmente le hace falta, o quiere. De esa manera se hace más útil, y si bien puede reducir el factor sorpresa, lo importante es que en el corto plazo no se convierta en simple basura o un objeto que, cuan adorno olvidado, ocupa espacio en tu casa.

 

  • Elige productores y tiendas locales

 

A veces nos fijamos en hacer un gran y ostentoso regalo, que quizás no es del todo un aporte para la persona. Así que primero, olvida ese concepto. Muchas veces menos es más, por lo que ten en mente el punto 2 (que sea algo útil y que guste), más que pensar en tamaño o precio.

Una buena alternativa y que cada día toma más vuelo es alejarte de tiendas de retail, y optar (al menos en cierta parte) por apoyar a productores locales. Hoy hay cada vez más, muchos de ellos puedes encontrarlos vía web y llega todo a tu casa.

Pequeños productores que sean locales tendrán accesorios más originales, o quizás algo ya visto, pero hecho con mayor dedicación y amor. Además, es un gran impulso para el mercado nacional, así que, ¿por qué no?

 

  • Opta por experiencias en vez de regalos materiales

 

Otra buena opción es regalar experiencias. No sólo te remitas al cortes (pero a veces un poco de último minuto) taco de cupones de abrazos, café, tarde de cine. Puedes concretarlo desde ya.

Muchos de los servicios que existen hoy en día dan la opción de comprar gift cards o citas que se pueden programar luego. Un día de spa, ir a ver una película o una obra, conocer un lugar nuevo: hay muchas más opciones, es más personalizado, y además, ¡un gran regalo siempre!

Es agradable hacer saber que te acuerdas y piensas en la persona, y regalar experiencias puede ser una genial alternativa, en especial cuando se te acaban las demás ideas o la persona en cuestión ya tiene “de todo”.

 

  • Da el regalo de la gratitud

 

Agradecer es una actitud, un ejercicio que alegra nuestro corazón. Poder hacerlo, en especial en estas fechas de reuniones familiares y amistosas, puede ser todo lo que necesitas. Concentrarte en aprovechar el momento, y contagiar ese sentimiento a quienes te rodean. Y puedes hacerlo de la manera en que se te ocurra.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *