depresión

Nueva cura: estos hongos mantendrían lejos a la depresión y ansiedad durante al menos seis meses

Padecimientos psicológicos como la ansiedad y la depresión han tomado notoriedad en el último tiempo. La sociedad moderna nos tiene andando a un ritmo que no todos pueden lograr, pero es impuesto. Esto, entre otros factores han permitido el escenario psicológico de hoy en día, en el que comenzamos a comprender que hay quienes viven atacados por diversos niveles de depresión y ansiedad.

Y así, se suman factores para tenerlo: enfermedades, dificultades económicas, problemas amorosos, descontento laboral, entre otras cosas. Muchos ni aún identifican o diagnostican aquello que viven. Aquellos que sí lo hacen, dividen su tiempo entre terapias, medicamentos, o desafíos del día a día que buscan una vida más tranquila. Vivir mejor. Pero, ¿y qué pasa cuando no pareces lograrlo, y los medicamentos no son de tu agrado?

Una de las grandes razones de ansiedad y depresión es el cáncer. Los pacientes, en especial terminales, ingresan a un lugar emocional del que no pueden salir, y esto afecta su tratamiento oncológico.

Una luz al final del túnel

Específicamente en los pacientes de cáncer fue que se fijaron dos investigadores de la Universidad John Hopkins. Ambos se encontraban poniendo en práctica un tratamiento a 80 pacientes, pero que era algo fuera de lo común.

Se trata de una píldora hecha de psilocibina, una sustancia que tienen los hongos mágicos y que propicia alucinaciones y otras sensaciones anormales en nuestro cuerpo. Así indicaron en el Journal of Psychotherapy de la universidad norteamericana.

Con largo aliento y buenas esperanzas anunciaron los resultados, de un efecto muy prometedor en comparación con otros tratamientos. Los hongos psilocibios parecen ser una buena respuesta, en un futuro quizás no tan lejano.

 

Esta experiencia alucinógena es importante, casi por sí sola elimina la ansiedad. No es una sorpresa para los científicos, quienes ya han usado esta sustancia en otros experimentos.

Es la medicina psicodélica, que desde hace unos años han afirmado y demostrado que son un 80% de efectivos en tratamientos como la adicción al cigarro, superando por mucho a otras alternativas. Esta base fue la inspiración de los estudiosos de John Hopkins, donde lo probaron en los pacientes con cáncer.

Recibían una dosis mínima durante un periodo de seis meses. Después de esto, el 65 % de los observados se había recuperado en un 65 % de la depresión, así como en un 57 % de la ansiedad. Por otro lado, no hubo evidencia de efectos secundarios. En general, todos los grupos bajaron un porcentaje su nivel de ambas condiciones.

Por lo menos se demuestra que en este periodo de seis meses puede ser superado con muchas probabilidades a la depresión u ansiedad, aún por otras causales – eso ha de comprobarse, pero dado que se realiza en pacientes terminales, con condiciones de desánimo para muchos, llama la atención y promete mucho.

En total, 2/3 de los pacientes en observación nombraron esta experiencia como realmente significativa en sus vidas. Algo así como que encontraron el significado de la vida, algo más profundo de lo que pudiéramos imaginar. Estas alucinaciones lograron crearon un ambiente más optimista que rompió con el peso de la ansiedad y la depresión en sus mentes, por completo.

Finalmente, este estudio es positivo y da grandes lineamientos, pero es apenas preliminar. El primer puntapié para un buen inicio, y así se desea continuar la investigación sobre esta substancia, y sus efectos en el tratamiento de trastornos psicológicos, adicciones, u otros.

Sea para quien sea, con o sin cáncer, si esto logra aprobarse prontamente en los próximos años, se podría dejar en muchos la dependencia a medicamentos, y mejorar la calidad de vida de todos, con mayor expectativa de superación de estos difíciles estados.

¿Qué te parece?

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *